Crónica de Palmela 2010

(6/7 Marzo 2010)

 

Pues con pasión y alegría, me pongo a escribir una crónica de un torneo de Frisbillanas, que no lo hacía de hace unos años... y encima mi primer torneo internacional con Frisbillanas, y encima la primera final de la historia del equipo!!!!

La crónica empieza el sábado a las 5 de la mañana, pues como no me avisaron hasta el último momento ya me había sacado el vuelo el sábado. Quién iba a pensar que las frisbillanas iban a ir el mismo viernes a Palmela a disfrutar de la noche lisboeta (algunos más que otros...). 2 horas de avión, seguidas de 2 horas en el aeropuerto esperando a que una portuguesa galante me viniera a buscar y llevara a Palmela. Fue la misma portuguesa que nos metió el punto decisivo en la final, con lo que igual podría habermela llevado yo a otra parte, pero bueno, así fue la cosa y así os la cuento.

Otras 2 horas por Palmela, buscando el campo de fútbol, a la que lo encontramos, era el viejo, con lo que a buscar el nuevo, y cuando encontramos el nuevo nos dicen que no se juega allí, que el día anterior llovió muchísimo y que jugaremos indoor. Yo que iba pensando lo afortunado que era de haber leído el jueves el email de Rafa diciendo que se jugaba en hierba, porque yo pensaba que era en playa, y ya estaba con mi bañador del Barça apuntito para lo que se presentara, pero bueno, que leo a Rafa y me cojo las botas de taco y luego resulta que no me sirven de nada!!! Que encima no me dejaron jugar con tacos en el pabellón! A todo eso, afuera hacía un día primaveral, con un sol de espanto, que te quedabas un rato tirado en las mesas de pingi-pongi (que es como se dice ping-pong en portugués, aunque quisieran hacernos creer lo contrario) y te tenían que dar la vuelta como a un bistec. Vaya, que hacía más frío dentro del pabellón que fuera, pero nada, que ya habían reservado indoor y que nos tocaba jugar allí. Y viendolo a posteriori, pues aún fue una suerte, porque éramos 8 y si hubiéramos jugado en hierba habríamos tenido que correr demasiado. Total, que en indoor, 4 pa 4 y nuestro sensato capitán-presidente (aunque lo de presidente se tenía que hacer por asamblea y a mí no me informaron, pero bueno...); pues nuestro presidente que nos cuenta que correr es de cobardes y que hay que ser fieles a nuestra propia idiosincrasia y a nuestros valores (como el Barça, pero en andaluz), así que poquito a poquito, pases cortos y si puede ser, por la sombra.

Debutamos a las 16.45!! y contra los organizadores, toma ya! Los Vira'O'Disco, todos anaranjados con lo que tuvimos que jugar de blanco (qué vergüenza!). Claro que yo, debajo con mi camiseta verde de lunares, la buena! con la que jugué todos los partidos, mis pantalones rojo sevilla y mis medias bicolor. Y con la camiseta blanca de Cintia por encima que como había traído la de miss camiseta mojada del carnaval de su pueblo y no se atrevía a ponersela, me la cambió por la mía de la selección griega de fútbol. Total que para Manuel era "el espíritu de la navidad" y así me quedó. Pues empieza el partido. y va y nos hacen el primer punto. Pero fue un espejismo, porque enseguida nos ponemos 6-3 para arriba, pero fue otro espejismo, porque nos meten 0-5 y se colocan 6-8, pero aquello sí que era un espejimo, porque nos volvimos a poner por delante 10-8, y aún hubo casi otro espejismo (raro pues estábamos bajo techo), pero nos empataron a 10. Pero en el último instante, controlamos nuestra vitalidad y logramos el punto decisivo para ganar 11-10. Empezamos ganando a los anfitriones en su casa (claro, si no, no serían anfitriones) . Primera modalidad de ultimate en la que debutamos ganando!

Asombrados de nuestro papel, decidimos que sobran algunos pases largos y nos toca ahora con Diz-Cu Dance, unos viejos conocidos. Y también se nos adelantan, los principios no se nos dan bien, pero las cosas no son cómo empiezan, sino cómo acaban. Cintia y Linda se van intercambiando los puntos, Eli repartiendo clases, Lin y Manuel corriendo y saltando como si fueran de Guayota y el triunvirato de veteranos (Rafa, JC y yo) aportando nuestra veteranía y serenidad en los momentos claves. Así que otra vez dandole caña y por delante y volvemos a ganar, esta vez con más soltura y mucho más sobrados que en el partido anterior (11-9) y teniendo yo el honor de hacer el punto decisivo. No hacía un punto decisivo con Frisbillanas desde aquella lejana primera victoria de la historia del equipo, en noviembre de 2005 en Leganés, contra Frisbillanas B. Aún me tiemblan las manos y se me empañan los ojos recordando aquel partido.

Ahí se acaba la jornada (a las 8 de la tarde!!), otro fallo de la organización, que me hicieron perderme la primera mitad y media del Almería-Barça y claro, cuando llegamos perdían 2-1 y con 2 expulsados, aunque nada más entrar al bar empató Messi a 2, pero ya no hubo tiempo más que de intercambiar impresiones con un portugués madridista (que es que hay gente pa tó!). De ahí, llegamos que están sirviendo ya la cena y JC que había dicho que si estaba puesta la cena se quedaba a cenar antes de ducharse y yo claro, que veo la carne y cómo me iba a ir de la mesa??? Si se lo habían currado que ahí sí que me quitó el sombrero, las gafas de sol y el gorro de la piscina! Unas bandejas de carne...!!! Con su ajito y todo por encima... Pues eso, que yo me quedo en la mesa pero JC y Linda aprovecharon para ducharse... y ahí dejo eso!! Que en esta crónica falta un poco de picante...

De ahí, un poco de fiesta en el mismo albergue, con musiquita, bebidas y demás. Y un poco más tarde, entrada gratis a la carpa chumba-chumba de Palmela, pero ahí ya no cuento nada, porque ya sabéis que yo me retiré hace un tiempo de la noche y ahora sólo voy a los torneos para comer, dormir bien y si suena la flauta, conocer alguna chica (a poder ser, en el sentido bíblico de la expresión). Pero esta vez, me fui directo a la cama, que no había dormido nada la noche anterior.



( ESPACIO RESERVADO PARA LA CRÓNICA DE LA DISCOTECA, APORTADA POR ALGUNO DE LOS FIESTEROS)



Al día, siguiente... qué bien que había dormido!!! En la vida había dormido 6 ó 7 horas para el segundo día de un torneo! Y eso que me despertaron los portugueses, que yo estaba en otra habitación y esta gente se pusó a charlar entre ellos, a gritar y a reirse un buen rato y cuando ya no podía dormir y pregunto la hora, me dicen las 8 y media. Las 8 y media!!! Pero qué hace esta gente gritando a las 8 y media!!!! En fin, que me levanté (qué remedio!) y fui a desayunar y a ver cómo iban apareciendo las demás frisbillanas poco a poco por allí. La verdad es que es una experiencia ser el primero de tu equipo en levantarse y ver como van llegando los demás. Tuvimos serias dificultades para mover a Manuel, que se había quedado en su litera doblado como un boomerang pero tan rígido que llegamos a temer por su vida, aunque comprobamos que aún estaba caliente. Total, que hasta que no nos pusimos todos a estirarlo no dio señales de vida, pero ahí estaba el tío moviéndose como una cobra dentro de su saco.

Y para empezar el domingo, una semifinal contra Cidbee, otros viejos amigos del ultimate. Y jugando de rojo, que no es la de lunares, pero bueno, tampoco es la blanca esa, afrenta a la historia de Frisbillanas. Y esta vez que parece que ya vamos aprendiendo las lecciones de nuestro capitán y nos ponemos por delante desde el inicio y ya no abandonamos nuestra ventaja hasta que decidimos jugarnoslo todo al último punto. Entre medio, Manuel que cambia de juego y se pone agarrar a los rivales y tirar el disco que nos viene de su pool. Las chicas, que se salieron, como siempre. Y al final, con 12-12 en el marcador, último punto para Frisbillanas y... a la final!!!! La primera final de la historia del equipo!!!!

Pero antes de la final, una buena siesta reparadora en la montaña de colchonetas del gimnasio. Qué bien me sentó! Para relajar las piernas y la mente, y ponerla en modo motivación, diseñando uno de esos discursos que se oyen cada tantos años en la historia de la humanidad: Julio César a sus legiones, Mel Gibson a sus guerreros escoceses y Guardiola a sus jugadores. Guardiola dispone de vídeo, pero como allí no había medios, tenía que ser sólo la retórica de las palabras las que pudieran a los miembros del equipo en dirección a su primer título. Aunque no hacía falta. Pues todo el mundo sabía lo que había en juego. Estábamos en el punto exacto donde 5 generaciones de frisbillanas antes de nosotros habían querido estar. Éramos unos privilegiados y lo sabíamos. Sólo quedaban por delante 45 minutos de lucha, 45 minutos que nos separaban de nuestra cita con la historia y toda la eternidad para disfrutar de ella. Y allí estuvo también con nosotros la afición, que por fin se dignó a acompañar masivamente y animar al equipo. Y la cosa estaba difícil, porque ellos eran muy altos. Empezamos igualados pero se nos fueron y estuvieron todo el partido por delante. 10-7 a pocos minutos del final. Pero entonces salió el genio frisbillano y forzamos el 10-10. Último punto y todo en juego! A un punto de nuestro primer título! Pero no pudo ser. La misma portuguesa que me había ido a buscar al aeropuerto, recogió el disco cayendo al suelo de culo y allí se acabó el sueño. Lo habíamos dado todo pero nos falló la pizca de suerte que has de tener para ser campeón. Pero, por lo menos, abrimos la brecha, rompimos esa fractura histórica que teníamos con las finales. La siguiente final que juguemos ya no será la primera! Y ahí tendrá que caer el primer título!

De ahí al final, poca cosa más. Algún intento de Manuel de robarse el trofeo, pero no lo consiguió. Y de ahí a ducharse y pa casa!

Récords y estadísticas:
- primera final de la historia de Frisbillanas
- primer punto jugado para ganar un campeonato
- 75% de victorias en indoor, lo que nos convierte en unos especialistas de la modalidad (liga española indoor, ya!!)
- mayor desplazamiento internacional de la afición (5 supporters, por 8 jugadores, un 62.5%)

Pues nada, que me ha encantado volver a jugar con las Frisbillanas de mi corazón y espero que la próxima ocasión no se demore tanto.

Ya está la crónica seria colgada en www.espadisc. org, con foto de salida al campo incluida (la primera salida al campo de un equipo de Frisbillanas antes de una final!!!!).